fbpx

Beneficios del Jamón Ibérico de Bellota

Te explicamos los beneficios de un buen jamón de bellota

No suele hablarse demasiado de los beneficios del jamón ibérico de bellota para la salud. Y este es un gran error, puesto que no solo se trata de una pieza excepcionalmente deliciosa de nuestra gastronomía, sino que también cuenta con una gran cantidad de propiedades de las que tu salud puede beneficiarse muy directamente. Por eso queremos aprovechar para contártelas aquí.

 



Las propiedades del jamón ibérico de bellota

Siempre se ha valorado este bocado por su sabor tan profundo y característico. Sin embargo, apenas se conocen los beneficios que puede aportarte comerlo:

– Baja cantidad de calorías. Lo primero que suele pensarse es que el embutido engorda, y mucho. Y, en ocasiones, es así. No es lo mismo comer bacon, morcilla o chorizo que jamón serrano. Uno de los puntos clave está en la cantidad que se consume de cada alimento.

En el caso del jamón, si este tiene una veta normal de grasa, sus calorías no son superiores a las del atún, por ejemplo. Es decir, no supone una cantidad calórica exageradamente mayor que la de cualquier otra proteína. De hecho, dentro de los productos cárnicos este es uno de los más sanos. Por tanto, que el peso o las calorías no sean para ti un motivo para dejar de comer esta delicia.

– Grasas saludables. Hay que recordar que no todas las grasas son iguales. Algunas de ellas, las saturadas, no aportan nada bueno al organismo y pueden causar daños importantes al corazón. Sin embargo, las grasas del jamón serrano funcionan, precisamente, a la inversa. Es decir: son especialmente favorables para mantener una salud cardiovascular óptima.

¿El motivo? Muy sencillo, que tienen componentes capaces de reducir lo conocido como «colesterol malo» y, a su vez, de acelerar la producción del «colesterol bueno».

– La cantidad de proteínas. Uno de los mejores aportes nutricionales de las carnes está en las proteínas que pueden ofrecerte. En este caso, el jamón destaca por un alto índice proteico. Se calcula que por cada 100 gramos puedes llegar a consumir unos 43 de proteínas.

Sin lugar a dudas, la cifra es realmente elevada y hace que se convierta en uno de los mejores productos cárnicos que puedes encontrar, ya que llega a rivalizar, incluso, con el lomo.

Por otro lado, los expertos apuntan hacia una noticia de especial interés: que el consumo moderado de jamón serrano puede ser una alternativa excelente al consumo directo de carnes rojas. Estas pueden aumentar el colesterol y el ácido úrico, siendo importante adoptar una moderación de su ingesta. Un gran sustitutivo en estos casos puede ser el jamón de bellota.

– Aporta una gran cantidad de micronutrientes. Todos los alimentos cuentan con pequeños micronutrientes que complementan a los macronutrientes que forman la base de la alimentación, es decir, los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas.

En el caso del jamón, la presencia de aminoácidos, sustancias indispensables en las proteínas, es especialmente elevada, así como la de vitaminas.

– Un poderoso aporte de hierro. El hierro es uno de los minerales más necesarios para el organismo. Fundamentalmente es indispensable en la composición de la sangre, pues la hemoglobina no puede fabricarse sin presencia de abundante hierro. Siempre se ha dicho que las lentejas son uno de los alimentos que mayor aporte en hierro aseguran. Sin embargo, el jamón serrano puede ofrecerte todavía mayor cantidad de este mineral.

De hecho, buena parte del consumo diario necesario de hierro puede estar contenido en un par de lonchas de jamón. Algo positivo, ya que no te obliga a consumir directamente tanta cantidad de carne.

Por tanto, está claro que comer jamón no tiene por qué tratarse siempre de un capricho o de un delicioso bocado vacío. Todo lo contrario, ya que es un alimento que está especialmente cargado de propiedades y de beneficios para el organismo.

.

La relación entre el jamón ibérico de bellota y la dieta mediterránea

Como habrás podido ver, jamón ibérico de bellota y dieta saludable van de la mano. Y es que la dieta mediterránea, considerada por los expertos la más equilibrada del mundo, combina a la perfección las proteínas de la carne, las grasas del pescado y una variedad de frutas, hortalizas y verduras.

De esta manera, una buena parte de la ingesta cárnica recomendada puede proceder del jamón serrano de bellota.

Podemos afirmar que son las características del jamón ibérico de bellota las que hacen de este un producto alimenticio tan saludable. El secreto reside, evidentemente, en consumirlo con cierta moderación, ya que ningún alimento consumido en exceso es sano. Solo puede serlo cuando se combina adecuadamente con otros.

En conclusión, ya hemos visto los beneficios del jamón ibérico de bellota, que no son pocos. Esperamos que esto te anime a considerar este alimento como una pieza clave dentro de tu dieta para que puedas disfrutar de él sin remordimientos.

"Quien prueba el jamón Ibérico se declarará abiertamente fan de este manjar"

Jamón Ibérico
De Bellota

Deja un comentario